categories

blog archive

14 de junio de 2017

¡LA WEB HA MUERTO!... o al menos eso afirmó en 2010 Chris Anderson, editor en jefe de la revista Wired, refiriéndose a que eventualmente la gente dejaría de navegar la red usando exploradores y entornos abiertos para dar prioridad a las apps y demás entornos semicerrados.


Evidentemente, su argumento fue demasiado radical –aún usamos mucho los exploradores, aunque sea “sólo” para buscar información–, pero tuvo razón en algo: cada vez empleamos más apps y un smartphone practicamente se siente “desnudo” sin ellas.

Esta tendencia representa una estupenda oportunidad para llegar a tus clientes, pues las apps prácticamente hacen la segmentación por ti, permitiendo que te concentres en ser creativo y útil en lugar de hacerte perder tiempo y recursos para encontrar el lugar adecuado para tus mensajes.

Pero no todo es tan simple. En las apps hay buenas y malas prácticas que debes tener en cuenta para implementar una campaña exitosa.

DO: Conoce muy bien la app en la que te quieres anunciar.
DON’T: Confianza excesiva.

Incluso si ya encontraste la app ideal para difundir tus mensajes, debes seguir segmentando dentro de ella para obtener mejores resultados. Un ejemplo: puede que sepas que tu target es “gente joven que escucha música”. ¡Bien! Entonces hay que comprar publicidad en una app de música vía streaming… OK, no tan rápido, hay que cavar todavía más: ¿qué género prefieren?, ¿a qué hora escuchan más?, ¿cuál es la banda que más les atrae?, etc. Si el equipo de ventas de tu app elegida es bueno, sabrá orientarte mucho más al respecto.

DO: Aprovecha que los usuarios toleran la publicidad en apps.
DON’T: ¡No arruines la experiencia!

A nadie le gusta la publicidad cuando interrumpe la experiencia de uso; sin embargo, existe cierta conciencia entre los usuarios sobre la necesidad de colocar ads para mantener la gratuidad de sus apps favoritas. La mayoría preferimos ver un clip de 20 segundos en lugar de pagar por algo.

Ésta es una oportunidad de oro para impactar con tu contenido, y entre más lo integres a la app y a la experiencia, mucho mejor. Aprovecha las herramientas e interfaz de la aplicación. A fin de cuentas, con ellas están familiarizados los usuarios.

DO: Elige sabiamente el lugar de tus mensajes.
DON’T: No engañes ni hagas trampa.

Conocer muy bien la app donde vas a anunciarte te permitirá saber cuáles son los espacios que tiene dedicados para publicidad y su look and feel. Con ello sabrás elegir el mejor lugar para tus mensajes.

Pero, por favor, no coloques tus ads en lugares tramposos. Esto se da mucho en videojuegos, donde los anunciantes ponen sus banners al lado de los controles o de los menús, lo que da lugar a muchos clics tramposos que da el usuario por error. Esto se traducirá muy seguramente en frustración, eliminaciones masivas de apps y, por ende, el fracaso de tu campaña.

DO: Sé creativo.
DON’T: No pidas a los usuarios que den clic en tu banner.

Una de las cosas que Google sanciona más es que explícitamente pidas que los usuarios den clic en tus banners a cambio de recompensas instantáneas o para seguir usando la app. Es mejor que seas creativo y atraigas a los usuarios orgánicamente, incorporando tus mensajes en el look and feel de la app.

DO: Respeta los compromisos de los desarrolladores.
DON’T: No obligues a llenar formularios o a la instalación de tu app.

No es buena idea usar una app de terceros para provocar la descarga automática de tu app dando clic en un botón o banner. Google tiene políticas estrictas al respecto y sanciona a quienes instalan automáticamente programas en los smartphones.

Además, ten en cuenta que los publishers deben cumplir con ciertas reglas para poder publicar su contenido en las tiendas virtuales. Por ejemplo: nada de violencia, cosas no aptas para menores o protegidas por derechos de autor.

No olvides:
  • Las apps son esenciales para la gran mayoría de los usuarios de smartphones. 
  • Son una estupenda opción para hacer llegar tu contenido al público adecuado.
  • Hay buenas y malas prácticas en el uso de publicidad en apps.
facebook twitter email

Hay que dejar de hablar de nosotros.

Hay que hablar de ti.

Did we just become best friends? You’ll hear from us soon.